Traducción con firma digital: tecnología que refleja eficiencia y sostenibilidad

Por Katia Gurgel,

Para garantizar velocidad y facilidad en el intercambio de informaciones entre
brasileños y extranjeros, la firma digital ha sido común para validar la traducción
jurada de documentos y también ayuda a evitar casos de falsificación y plagio a través
de criptografía, contribuyendo a la seguridad del documento traducido, que pasa a
tener validad jurídica, sustituyendo el reconocimiento de firma hecha en notaría.

La firma digital es reconocida jurídicamente si se tiene un certificado digital válido, es
decir, que no haya sido suspendido, revocado o vencido. No obstante, aún cuando el
certificado haya sido expirado o revocado, las firmas que hayan sido realizadas durante
el período de vigencia del mismo continúan valiendo y pueden ser conferidas.

Solamente los Traductores Públicos e Intérpretes Comerciales (TPIC) matriculados en
la Junta Comercial de cada Estado pueden realizar y firmar traducciones
juramentadas.

Flash Traduções ofrece el servicio de traducción jurada con firma digital (Certisign), en
el par de idiomas inglés-portugués, haciendo el proceso más práctico y rápido, ya que
la entrega del servicio se hace electrónicamente y dispensa el reconocimiento de firma
del TPIC en la notaría. Muchas notarías ya aceptan, incluso, las versiones juradas
electrónicas (e-VJ) vía e-mail para apostillar.

Es importante resaltar que la traducción jurada digital tiene exactamente el mismo
valor jurídico que la traducción jurada impresa.

La tecnología de la criptografía y la credibilidad de nuestros TPIC hacen el documento
más seguro e inviolable. Es una solución confiable y eficiente que economiza tiempo y
trata con cuidado el medio ambiente.

Fuente: http://www.cnj.jus.br/tecnologia-da-informacao/processo-judicial-
eletronico-pje/certificacao-digital

Conheça os tipos de certificados digitais ICP Brasil