¿Cuántas veces usted ha necesitado de leyenda?

El mercado audiovisual crece y genera riqueza cultural y económica

El mercado audiovisual está creciendo en todo el mundo acompañando la adhesión a los canales por suscripción, televisión digital y principalmente a los servicios de streaming.

En Brasil, según el estudio publicado por Ancine (Agencia Nacional de Cine), el sector audiovisual brasileño ha sido el responsable de inyectar R$ 24,5 billones a la economía en 2014, muy por encima de los R$ 8,7 billones en 2007, cuando el estudio empezó a realizarse.

El año pasado, por ejemplo, se produjeron 129 películas nacionales. Aún es poco, comparado a las grandes potencias del audiovisual como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, La India o China. Pero es un récord para Brasil ya que el 2014 produjimos 114 películas y el 2005, apenas 46.

Además del crecimiento de la producción audiovisual nacional, Brasil importó R$ 1,1 billones en licenciamiento de derecho de contenido extranjero.

Otro factor para esta expansión fue el crecimiento del número de salas de cine en todo el país. En 2016, fueron 3.126 salas, contra 1.635 en 2002, calentando también el mercado de leyenda, closed caption y demás servicios relacionado a la traducción.

Flash Traduções siempre ha sido una referencia de mercado. En consecuencia, hoy somos considerados la 8a mejor agencia de traducción de América Latina. Resolvimos, entonces, depositar toda nuestra experiencia lingüística al servicio de la localización audiovisual. Entendemos que cada proyecto es único y que nuestra experiencia puede ser fundamental para una producción que busque interpretación, conocimiento cultural, asertividad y contextualización.

La inversión constante en la formación de un equipo diferenciado de traductores es uno de nuestros mayores diferenciales, ya que de esta forma, podemos contar con un equipo de colaboradores que se preocupa de entender detalladamente el objetivo de cada proyecto.

Traer más servicio al portafolio de Flash es, ante todo, un gran placer y teniendo la oportunidad de imprimir nuestra calidad en un mercado donde la preocupación con el detalle hace toda la diferencia.

Fuente: Ancine